Entorno

Un lugar para desconectar en la naturaleza

La Posada de Ojébar,  es una casa típica montañesa de 1850 que se encuentra en Ojébar (Rasines – Cantabria) un pueblo ubicado en pleno Valle del Asón. Se sitúa de un entorno privilegiado, a 50 minutos del centro de Bilbao, a 40 minutos de Santander y a 20 minutos de la playa de Laredo.

Ubicada en la parte oriental de Cantabria, se trata de una zona idónea para aquellos que buscan un poco de desconexión y contacto con la naturaleza, con planes de cultura y ocio para el gusto de todos los públicos.

El Valle del Asón destaca principalmente por sus macizos calizos, debido a que albergan en su interior una extraordinaria riqueza espeleológica. Se distingue por ser la zona de Europa que tiene más cuevas por metro cuadrado. De hecho, esta área dispone de la cueva más larga de Europa.

Asimismo, durante las rutas de senderismo, se pueden apreciar los árboles más notables de la zona oriental de Cantabria: hayas, robles y encinas; combinando así los paisajes montañosos con las praderas verdes.

Qué visitar

Situados en el Alto Asón, entre el mar y la montaña, desde Ojébar se divisa la desembocadura del Rio Asón en la Ria de Limpias, el monte Buciero de Santoña, el Mar Cantábrico, Colindres y el santuario de La Bien Aparecida (Patrona de Cantabria).

Por la zona, se pueden visitar parajes extraordinarios como la Ermita de las Nieves o Los Collados del Asón.

Rodeados de prados y encinares, de llanuras y hondonadas, la zona es idónea para realizar rutas de senderismo, en bicicleta y en quads. Recomendamos especialmente la ruta del Picón del Carlista en la cual podrán disfrutar de unas vistas espectaculares.

El Alto Asón cuenta con infinidad de cuevas como son la cueva del Valle en Rasines, la cueva Coventosa y las cuevas de Covalanas en Ramales de la Vitoria conocidas internacionalmente.

Para planes alternativos, a 20 minutos se encuentra la fantástica playa de Laredo y a 25 minutos Parque de la Naturaleza de Cabárceno.